Al parecer, el gobernador de dicho departamento, Ricardo Alvarado, no querría correr ningún riesgo en la cabalgada con la que celebrarán los 200 años de una reunión entre Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander antes de la campaña libertadora.

Por eso, él mismo estaría encargándose de la búsqueda del caballo en el que se montará el presidente Duque, señaló el diario.

“Tiene que ser un caballo fino, pero que sea mansito y no se vaya a asustar con la gente ni con las bandas de música”, aseguró el impreso sobre las características del equino.

Se desconoce si las particularidades del caballo las eligió el mandatario departamental para quedar bien con el Presidente, al ponerle un fino ejemplar, o si fue el mismo gobernante nacional el que hizo la exigencia porque, quizás, no es tan buen jinete con su antecesor, Álvaro Uribe, o para evitar contratiempos con el animal y los asistentes del evento.

Queda esperar a que aparezcan las primeras imágenes de la cabalgada para ver si el Gobernador sí logra dar con el caballo indicado para Duque.