El ente acusador descubrió una red encabezada por 3 policías que se encargaba de cobrar dinero a las personas detenidas en la URI de Valledupar para permitirles hacer fiestas, tener encuentros sexuales con prostitutas y demás excentricidades, informó Noticias Caracol. 

La Fiscalía, citada por ese medio, dio a conocer que a los 3 policías capturados se les dictó medida de aseguramiento en prisión.

De igual forma, los agentes detenidos fueron imputados con cargos por los delitos de concierto para delinquir, cohecho y constreñimiento a la prostitución, agregó ese informativo. 

Los uniformados detenidos por estos delitos fueron identificados como Sergio Antonio Mendoza Chiquillo, Ellevis Luis Alarcón Riviera y Edwin Calderón Vargas, añadió el diario El Heraldo. 

Los policías capturados también son señalados de permitir el ingreso de celulares y licor para las rumbas solicitadas por los presos que se llevaban a cabo en la sala de audiencia de la URI de la capital del Cesarindicó ese medio. 

Uno de los casos más insólitos, denunciado por ese periódico, es el de un presunto soborno que un uniformado aceptó para que uno de los presos fuese llevado a otra celda para que allí lo golpearan y torturaran los otros detenidos.

Este es el informe del caso, publicado por Noticias Caracol:

Otros policías fueron detenidos por robar, en Córdoba 

En esa otra región de la costa, dos policías fueron detenidos el pasado 13 de diciembre por robar decenas de cervezas en un supermercado en San Pelayo. 

Los dos agentes (uno de ellos en retiro) fueron detenidos, junto a otro sujeto, después de robar 60 cervezas y 130.000 pesos en monedas del supermercado. 

Todos los señalados fueron detenidos cuando escapaban en un vehículo particular rumbo al cercano municipio de Cereté, Córdoba.  

En el automotor fue encontrado el botín de los delincuentes, que constaba de 130.000 pesos en monedas, una paca de arroz, 58 tarros de aceite de cocina, 83 barras de jabón y 60 latas de cerveza.