Geyner Guerrero Galván, que aceptó el delito de pornografía infantil, según la Fiscalía, creaba varios perfiles falsos en redes sociales, y se hacía pasar por un niño de 11 años para pedirles fotos y videos a sus víctimas, entre las que se encuentran menores de Colombia, Venezuela, Argentina, y México; y luego los amenazaba para que le enviaran más material pornográfico a cambio de no publicar el que ya le habían enviado.

Así fue como en teléfonos celulares, computadores portátiles, memorias USB, Sim Card y discos duros el depredador sexual recolectó “59.000 fotografías y videos de menores de edad usados para pornografía infantil”, según el fiscal seccional de Medellín Raúl González Flechas, citado por Blu Radio.

De igual manera, la Fiscalía aseguró en el comunicado, que identificó 13 cuentas de Facebook, por las cual se agregaron más de 10.000 perfiles de menores. “En 6 de esas cuantas se logró el bloqueo de unas 6.000 víctimas, el restante se encuentra en proceso de interrupción por parte de la empresa Facebook”.

Por otra parte, el fiscal González, según Blu Radio, manifestó que están investigando si Guerrero Galván tendría vínculos con el Eln.

El depredador sexual, dice la Fiscalía, operaba desde un café internet del municipio de Hacarí, Norte de Santander, lugar donde fue capturado. Posteriormente, lo trasladaron a la capital antioqueña.

El señalado fue enviado a la cárcel por el Juzgado 27 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.