En el operativo conjunto entre la Policía y la Armada se estableció que el guerrillero capturado estaba en compañía de otras seis personas que son buscadas por las autoridades y con las que llevaría a cabo la acción.

Así lo relató el coronel Mario Andrés Solano Salazar, subcomandante de Policía del Magdalena:

“Era un hombre de 20 años al que logramos capturar. Junto con él encontramos 20 metros de cable, dos radios de comunicación y aproximadamente 20 kilos del explosivo anfo”.

Durante la investigación se determinó que el plan del Eln era esperar a que la fuerza pública hiciera presencia en el lugar donde habían abandonado el carro con las llantas pinchadas para hacerlo explotar.

“El sujeto, integrante del Eln, ya fue puesto a disposición de la Fiscalía para su judicialización y estamos en la búsqueda para dar con el paradero de los demás integrantes”, precisó Solano Salazar.

El Gobierno y el Eln comenzaron negociaciones de paz en febrero de 2017 en Quito y en mayo del año pasado fueron trasladadas a La Habana, donde la última ronda de diálogos concluyó sin resultados tangibles el 3 de agosto, cuatro días antes de la posesión de Iván Duque.

Sin embargo, los diálogos están en un punto muerto desde el atentado con carro bomba cometido por el Eln el pasado 17 de enero contra la Escuela de Cadetes de Policía General Santander en Bogotá, que dejó 22 muertos y 66 heridos.

Ese día, José Aldemar Rojas Rodríguez condujo una camioneta Nissan Patrol cargada con 80 kilos de pentolita y colisionó intencionalmente contra un alojamiento femenino en un ataque suicida sin precedentes en la historia de Colombia.