La captura masiva se logró por un operativo conjunto de Policía y Fiscalía, que incluyó 24 allanamientos en la capital del Valle, destacó El País, de Cali.

El operativo, que fue llamado ‘Operación Ciclón’, permitió la captura de los jíbaros que hacían la entrega de la droga con la modalidad ‘mano a mano’, agregó el periódico.

Para tal fin, de acuerdo con el diario local, los delincuentes usaban prendas deportivas y simulaban practicar algún deporte para vender las dosis de droga en parques del sector.

Así pues, cuando las autoridades pasaban por su puntos de expendio, los criminales pasaban desapercibidos.

Sobre el hecho, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Manuel Vázquez, dijo en Noticias Caracol que esta red afectaba a todo el nororiente de Cali y al municipio de Calendaria.

Vázquez agregó en el medio televisivo que esta red inducía a menores de edad, pues también distribuían los alucinógenos cerca de varios colegios.