Según la información que entregó Blu Radio, esta conciliación no fue radicada en la Cámara de Representantes y por eso no se anunció en las plenarias, pese a que en el Senado ya le habían dado el visto bueno.

De todas formas, El Tiempo dice que “el ambiente entre varios congresistas” no era el más favorable para sacar adelante esta iniciativa, que contemplaba que aquellos funcionarios que cometieran delitos no gozaran del beneficio de casa cárcel, sino que pagaran sus condenas en una prisión.

Si bien el presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, anunció que se levantaba la sesión de este miércoles y se citaba a plenaria para este jueves, 20 de junio, de todas formas los tiempos no alcanzan para la votación ya que ese mismo día se terminan las sesiones ordinarias.

El Tiempo dice que es probable que el Gobierno no cite a sesiones extras para tramitar este proyecto, pues “considera que el trámite legislativo no lo permite”.

Como si fuera poco, ese medio dio a conocer que a la Cámara llegaron dos recusaciones de última hora para que los representes se apartaran de votar esta iniciativa, y que en una de ellas el argumento es que “eventualmente podrían verse beneficiados de alguna de las disposiciones” que propone ese proyecto.

Así las cosas, el hecho de que el Congreso deje hundir una iniciativa que buscaba quitarles beneficios a funcionarios corrompidos, ha sido interpretado como un golazo a favor de los corruptos.