La decisión del Gobierno se tomó luego de instalar un Puesto de Mando Unificado (PMU) en Arauquita (Arauca) para atender la masiva llegada de extranjeros que han llegado huyendo de los enfrentamientos.

Al establecer la Calamidad Pública para el departamento de Arauca, se activarán todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a las más de 4.700 personas que han llegado a la región, producto de enfrentamientos de Grupos Armados Ilegales en la frontera con Venezuela“, indicó el ministro Palacios en rueda de prensa.

Posteriormente, Fuerza Pública a entregó ayudas a los migrantes desplazados, como se aprecia a continuación, que se encuentran en albergues, colegios y otros establecimientos de paso.

Posteriormente, el ministro Molano citó las versiones que las víctimas de los enfrentamientos en Venezuela relataron a la Defensoría del Pueblo, y aseguró que harán todo lo posible para garantizar el regreso seguro de ellos.

“Las versiones por parte de los ciudadanos venezolanos  que han cruzado hacia Arauca, es de acciones indiscriminadas hacia la población civil en territorio venezolano y en donde hay presuntas violaciones a los derechos humanos, nosotros le daremos trámite ante la comunidad frente a esa manifestación de la Defensoría”.

Los desplazados han cruzado en canoas el río Arauca, la frontera natural entre los dos países, llevando bolsas con las pocas pertenencias que pudieron recoger en su precipitada salida.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, responsabilizó a las disidencias de las Farc, pero también señaló a Colombia de buscar confrontación militar en su país.

A las acusaciones respondió el ministro de Defensa, Diego Molano.