Por los enfrentamientos , que tienen lugar desde el domingo en el estado venezolano de Apure, limítrofe con Arauca, “3.100 personas han tenido que desplazarse de manera forzada para encontrar protección”, según alertó hoy la Cancillería colombiana.

El pasado lunes el alcalde del municipio de Arauquita, Etelivar Torres, había alertado de la llegada a esa localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca, de al menos 161 venezolanos que buscaban protegerse de los enfrentamientos armados.

Ante “los graves efectos humanitarios sobre la sociedad civil”, la Cancillería hizo “un llamado a la comunidad internacional para unirse en la asistencia” que Colombia presta en Arauca, donde además hay fuerte presencia de la guerrilla del Eln y de disidencias de las Farc.

(Lea también: Explosiones, ráfagas de fusil y aviones de combate provocan temor en frontera con Venezuela).

La Defensoría del Pueblo de Colombia instaló una comisión humanitaria en Arauquita para asistir a los miles de venezolanos que desde el lunes han llegado a esa zona fronteriza y se encuentran en albergues temporales.

EFE
EFE

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, expresó su preocupación por el desplazamiento masivo y dijo que su organización estaba “monitoreando la situación. La dictadura y los grupos armados deben respetar a la población civil”.

El Gobierno colombiano ha señalado en varias ocasiones que el régimen de Nicolás Maduro protege a cabecillas del Eln y a disidentes de las Farc que rechazaron el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016.

Por su parte, el senador colombiano Feliciano Valencia advirtió que entre los más de 3.000 desplazados “como consecuencia de los enfrentamientos armados en la frontera entre Colombia y Venezuela, en el estado Apure, se encuentran 40 familias (200 personas) del pueblo indígena Makaguán, que habitaban la comunidad La Soledad en Venezuela“.

“A la amenaza de la pandemia se suma el conflicto armado que pone en riesgo la desaparición física y cultural del pueblo Makaguán”, alertó el congresista indígena sobre la población desplazada instalada en el Centro Educativo Indígena El Vigía, en Arauquita.

EFE
EFE

(Lea también: Dos militares murieron en combates en frontera y Venezuela dice que capturó 32 disidentes).

Además, la ONG venezolana Fundaredes denunció que los enfrentamientos continúan en Apure, donde presuntos disidentes de las Farc afectaron la estructura eléctrica del sector La Victoria y atentaron con explosivos contra de instalaciones militares.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.219 kilómetros, pero sus relaciones diplomáticas están rotas desde el 23 febrero de 2019 por orden de Maduro, luego de un intento del líder opositor Juan Guaidó de atravesar la frontera desde la ciudad colombiana de Cúcuta al frente de una caravana de ayuda humanitaria.