El hallazgo del cadáver se dio en horas de la mañana y las primeras versiones de los trabajadores, según Noticias RCN, apuntan a que estaba escondido bajo las ramas secas de los árboles que adornan este sitio emblemático en el suroccidente de Bogotá, en la localidad de Kennedy.

El medio informó que los restos, al parecer, pertenecen a un hombre afrodescendiente que habría sido asesinado con arma de fuego.

Esta persona, “presuntamente recibió dos impactos de bala en el rostro y ya estaba en estado de descomposición”, aseguró el informativo, y planteó la hipótesis de que el cuerpo duró varios días allí sin ser divisado debido a que estaba oculto entre la hojarasca.

También se habla de que en esa zona hay una cámara de seguridad que pudo haber captado el momento cuando abandonan el cadáver, y las autoridades indagan si esta persona murió allí o fue trasladada desde otro lugar.

A la duda sobre cómo murió esta persona, Alerta Bogotá le agrega otra versión “no oficial” según la cual el hombre “presenta en su cuerpo varias heridas con arma blanca”.

Cadáver que encontraron en Bogotá no tenía signos de violencia

El Tiempo, por su parte, deja sin sustento estas versiones al citar la declaración del secretario de Seguridad, Hugo Acero, que dijo que el cuerpo llevaba varios días allí y que se encontró que “no presentaba signos de violencia”.

Y un dato más. El periódico asegura que la víctima tendría unos 44 años de edad y que “se trataría de un ciudadano habitante de calle”.

Este video muestra el momento en que policías acordonan la zona para proceder con la inspección.