El sitio antes estaba habilitado para ese tipo de maniobras, pero ya no se puede usar por el peligro que representan.

Sin embargo, nada detuvo al bárbaro que conducía el enorme bus: ni los trancones que ocasionó en los dos sentidos de la estrecha vía, ni los pitos que le reclamaban por su descomunal torpeza, más grande que el vehículo que manejaba.

Al final, el imprudente logró salir del atolladero en que se metió, y siguió su marcha como si nada, como si nadie lo hubiera visto.

Pero no fue así. En el video que grabó Román queda perfectamente claro que la placa del vehículo es UWQ 149, que pertenece a la empresa Cootrandar, y que su número interno es 1796.

Datos suficientes para que las autoridades apliquen las sanciones correspondientes a este tipo de infracciones, que revisten mayor gravedad porque se trata de vehículos que llevan, o pueden llevar, una cantidad significativa de pasajeros.

Este es el video de la espantosa maniobra:

La gente se despachó contra el chofer y pidió sanciones de oficio por su acción: