De acuerdo con las autoridades, citadas por Noticias Caracol, los delincuentes amenazan a los menores con pistolas que ni siquiera llevan consigo. 

“[Los delincuentes] están engañando con el argumento de tener armas de fuego, que no tienen, amenazándolos [a los niños] y diciendo que vayan a sus casas a sacar elementos para entregárselos”, manifestó el coronel Jairo Baquero, comandante operativo de la Policía de Bogotá, en diálogo con ese canal.

El caso más reciente se dio en el sector de El Apogeo, en Bosa (sur de Bogotá), donde los ladrones interceptaron a dos niños de 13 y 14 añosañadió ese noticiero. 

Los delincuentes secuestraron y retuvieron a uno de los niños en un parque mientras que al otro le dijeron que fuera a su casa y sacara objetos de valor para entregarlos. De lo contrario, amenazaron con matar a su amigo con armas que, según la Policía, ni si quiera portan al cometer sus delitos. 

Al menos dos casos más como este han sido reportados en la semana; en el barrio Madelena, de Ciudad Bolívar, y en el barrio Isla del Sol, de Tunjuelito, agregó ese informativo. 

Por ahora, la Policía de Bogotá ofrece una recompensa de 5 millones de pesos por información que lleve a los ladrones. Asimismo, señalan que están investigando las cámaras de seguridad de la zona, que ya permitieron identificarlos.

Este es el informe del caso más reciente:

Delincuencia en Bogotá: otro de los casos fue reportado en Ciudad Bolívar 

Ocurrió en el barrio Isla del Sol, de la localidad de Tunjuelito (sur de Bogotá), donde dos jóvenes que salieron a comprar témperas para un trabajo del colegio sufrieron una noche de terror, informó Noticias Caracol.  

El padre de uno de los jóvenes contó, en ese medio, que los menores fueron interceptados por sujetos armados y llevados hasta una estación de Transmilenio cercana al barrio Madelena (localidad de Ciudad Bolívar). 

Allí, los delincuentes retuvieron a uno de los jóvenes y le dijeron al otro que fuera a su casa a sacar su celular para entregarlo.  

Al joven al que mandaron a robar en su propia casa le dijeron que, si denunciaba lo que estaba pasando, entonces ellos iban a matar a su amigo, añadió el padre de una de las víctimas, en diálogo con ese noticiero.