La Policía llevaba varios meses haciendo seguimiento a la banda para descubrir cómo delinquía sin levantar sospechas, y por medio de videos pudo establecer que cada uno de los integrantes cumplía un rol determinado a la hora de acudir al engaño.

Incluso, los cabecillas de la organización usaban a voluptuosas mujeres para ingresar a las viviendas que iban a robar, y distraer así a vigilantes y residentes, según explicó el general Manuel Vásquez, comandante de Policía en Cai.

“Utilizaban a unas mujeres a las que hacían atractivas para desconcentrar a los vecinos, y de esta manera lograr el propósito sin ninguna sospecha”, aseguró el oficial, en un video en donde mostró cómo fue el seguimiento con imágenes de los 22 operativos de allanamiento.

El general Vásquez dijo que estas operaciones se hicieron de manera simultánea con la Fiscalía en Cali, Jamundí, Popayán, Pitalito y Tuluá, pues “la temida organización dedica al hurto de residencias expandió su accionar criminal a otros departamentos”.

“La operación culminó con la captura de 14 personas, entre hombres y mujeres, y estos delincuentes perfilaban a sus víctimas marcando a los teléfonos fijos y tocando en las residencias, y al no obtener respuesta procedían a ingresar”, agregó el oficial, sobre otra de las formas en que delinquía la banda.

A los capturados les imputaron los delitos de hurto agravado, concierto para delinquir, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, y la Policía dijo que tienen un “prontuario criminal que los vincula con estos mismos delitos y con homicidio”.

Estas son algunas imágenes de los operativos y de la captura de los señalados delincuentes.

Policía de Cali
Policía de Cali