La percepción del aumento de casos de COVID-19 se ha visto reflejada en el más reciente informe de la entidad, que detalla que también se ha subido el número de pacientes trasladados a unidades de cuidados intensivos. 

Es así como la tercera semana de diciembre empieza con una ocupación de camas UCI de un 57,4 %, según detalla la Secretaría Distrital de Salud.

Esto significa que en la capital del país ya son 904 las camas ocupadas por pacientes con COVID-19 y son 1.574 las camas disponibles. 

De igual forma, la ocupación de unidades de cuidados intensivos para enfermedades ajenas al COVID-19 se mantiene en un 72,9 %. Esto dificulta que estas camas UCI pasen a ser para pacientes de COVID-19, apuntó Noticias Caracol. 

Ese informativo señaló que la ocupación de camas UCI en Bogotá ha crecido hasta un 7 % en las últimas semanas. 

El informe de la Secretaría de Salud demuestra que el promedio de ocupación de camas UCI se parece al visto hace 6 meses, en el punto en el que se empezaron a dificultar las cosas para los centros médicos de la capital. El momento más crítico fue hace 5 meses, cuando la ocupación de camas UCI llegó a un 97 %.  

La Secretaría de Salud de Bogotá detalló que el pasado primero de septiembre había 1.858 camas UCI disponibles para atender pacientes con COVID-19. Esto demuestra que en poco más de 3 meses se han ocupado 284 camas UCI con pacientes de coronavirus en estado crítico. 

Claudia López propone cuarentena voluntaria hasta el próximo 24 de diciembre 

Ante el aumento de casos y la llegada de las fiestas navideñas, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, propuso una cuarentena voluntaria para las personas que se reúnan el 24. 

“Cualquiera que quiera verse con sus papás o sus abuelos debería aislarse 8 días antes del 24 de diciembre. Desde el próximo miércoles, las personas que quieran estar en una reunión familiar pequeña, con ventilación y con tapabocas, deberían estar aislándose para no poner en riesgo a sus papás o a sus abuelos”, manifestó López, en diálogo con Noticias Caracol. 

Al ser interrogada acerca de la posibilidad de llevar ese pedido al plano oficial, la mandataria dijo que no lo hará y que en lo que queda del año no se tiene presupuestada una nueva cuarentena. Sin embargo, esto dependerá de la responsabilidad de la gente en los días venideros.