Con el hallazgo del cuerpo de la menor se supo que había sido víctima de heridas de arma blanca, pero en las últimas horas se conoció que cerca al cadáver se encontró un cuchillo que, al parecer, contiene las huellas del responsable del hecho y rastros de su ADN, indicó Noticias Caracol.

Cerca de la niña también se encontró un condón, lo que podría ayudar a confirmar si es uno o son varios los involucrados en el atroz crimen, que ocurrió en la vereda Andalucía, del municipio de Samaniego.

Además, la menor tenía su cuello cortado, según le confirmó Gabriel Nasta, autoridad del resguardo Awá El Sande a LA FM; mientras que el defensor de derechos humanos Hárold Montúfar aseguró que la necropsia reveló que la niña no solo fue víctima de abuso sexual sino también de tortura, añadió El Heraldo.

Entre tanto, Nasta agregó en la emisora que también están indagando en el resguardo indígena para tener más pistas, y enfatizó en que si se llegara a confirmar que fue uno de los integrantes de la comunidad coordinaría con la justicia ordinaria la condena en las dos instancias.

El noticiero añadió que las investigaciones continúan pero como la vereda Andalucía está a 4 horas de Samaniego hay algunas dificultades.

Mientras tanto, los habitantes de la región adelantaron una marcha por las principales vías del municipio para rechazar el asesinato de la menor y pedir que se encuentre pronto al culpable. La movilización culminará con una eucaristía en memoria de la menor.

Por último, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) indicó que brindará apoyo psicosocial a madre y hermana de Karen Andrea, y que confía en la celeridad del proceso porque no se puede aceptar “que la lista de niñas violentadas y asesinadas siga creciendo”.