“El directorio nacional Conservador rechaza y condena el vil asesinato de su concejala Eneriet Penna, ocurrido anoche en el municipio de Puerto Guzmán (Putumayo)”, detalló el Partido Conservador en un comunicado.

Según señaló ese movimiento, el ataque fue perpetrado por un grupo de hombres armados que ingresaron a su vivienda en la vereda (aldea) de Galilea y dispararon contra la concejala y a su familia, hechos en los que también resultaron heridos dos hijos de la mujer.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que se capture a los responsables de este execrable crimen que hoy enluta al conservatismo del Putumayo. No podemos permitir que los violentos siembren a través de acciones violentas el temor en la población”, expresó el partido.

Según un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE), al menos 81 líderes sociales, políticos y comunales fueron asesinados durante el primer semestre de 2020 en Colombia, periodo en el que se registraron 248 hechos de violencia contra ellos.

El documento divulgado el pasado 22 de septiembre reveló que los líderes políticos fueron el segundo tipo de liderazgo más afectado, con 89 agresiones registradas contra ellos.

El pasado 29 de octubre, el senador indígena Feliciano Valencia salió ileso de un atentado cuando se dirigía a la conmemoración del primer año de la masacre de cinco miembros de su comunidad.

El atentado contra Valencia, senador por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), ocurrió en un paraje en la carretera que une a las poblaciones de El Palo y Tacueyó, en el Cauca.