Así lo denunció Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), que señaló en un comunicado que al joven comunero indígena le dispararon frente a su esposa e hijo de dos meses de nacido, el domingo pasado sobre las 6:30 de la tarde.

“Fue alcanzado y abordado por hombres armados quienes lo asesinaron con arma de fuego y procedieron a robarle su moto. Este hecho se dio en el sector conocido como la recta de la hacienda Japio”, aseguró el Cric.

Al respecto, el vocero del resguardo Jambaló, Harold Secué, le contó a RCN Radio que la única víctima de este atentado fue Pacué.

“La esposa y el bebé están a salvo. Realmente estamos en una situación muy preocupante porque la seguridad de nuestros territorios es muy compleja”, dijo el vocero indígena.

Hasta el momento se desconoce quién fue el autor de este crimen y qué grupo armado puede estar detrás, pero lo que sí es cierto es que el temor crece cada día en esta zona del país debido a los constantes asesinatos.

“Siguen asesinando nuestros pueblos pese a que hay una orden de la Corte Constitucional de protegerlos y garantizar nuestros derechos”, agregó el líder social, citado por la emisora.

El Cric también exigió a las autoridades competentes que den “con los responsables, así como determinar medidas eficaces de protección a la población”.