“Increíble la justicia de este país… dejan en libertad a Marcos Figueroa, el narco que me mando a matar a mí”, escribió en Twitter Ariel Ávila, subdirector de la fundación Paz y Reconciliación.

El politólogo etiquetó en su trino al periodista Gonzalo Guillén; al director de la fundación Paz y Reconciliación, León Valencia, y a la candidata a la Alcaldía de Bogotá Claudia López, de los que aseguró también estaban en la mira de ‘Marquitos’.

Guillén, por su parte, dijo que Figueroa podría ser recapturado una vez salga de prisión, en la cárcel Picaleña (Ibagué), pues tiene otra investigación en su contra por un homicidio que se perpetró en Barranquilla.

Con esa versión coincide el diario El Pilón, que dice que aunque una juez en Bogotá le concedió la libertad a este hombre porque, según su abogada, ya pasaron más de 120 días desde que se presentó el escrito de acusación y no se ha iniciado el juicio, eso no quiere decir que pueda salir de la cárcel ya que “tiene otras cuentas pendientes con la justicia”.

En ese sentido, El Heraldo dio a conocer que al señalado capo del narcotráfico y del contrabando, extraditado de Brasil en 2016, no se le imputaron cargos por el homicidio de Óscar Eduardo Rodríguez, asesinado en agosto de 2011 frente a la sastrería GQ, en Barranquilla, que era propiedad del padre de la víctima.

Por eso, el medio regional recogió la molestia del abogado de las víctimas, Miguel Ángel Del Río, que dijo que esto “es una crónica de una libertad anunciada” pese a que se le advirtió a la Fiscalía.

“Estamos muy molestos ya que por eventos de corrupción, negligencia o desidia, como siempre lo hemos dicho, se dio la libertad del capturado”, lamentó el abogado.

La desconfianza de Ávila tiene que ver con que la Fiscalía dice que alias ‘Marquitos’ es el “cabecilla” de una organización dedicada presuntamente a cometer asesinatos selectivos en La Guajira y otros departamentos del Caribe, la cual al parecer se “financiaba de diversas actividades ilegales como el narcotráfico y los homicidios”, según se lee en un boletín de 2018.

Además, en octubre de 2017, el organismo acusador confirmó la condena contra el fiscal Alcides Pimienta Rosado, en Riohacha, al que acusó de aparentemente “archivar o extraviar” pruebas que relacionaban a Figueroa y al exgobernador de La Guajira Francisco ‘Kiko’ Gómez con varias “investigaciones por homicidios”.