Teniendo en cuenta que la orden de aislamiento dada por le Gobierno obligó a cerrar las puertas del lugar, la administración se quedó sin el dinero que día a día recibían por la llegada de visitantes.

Por lo anterior, Pulzo se comunicó con los encargados del zoológico y aseguraron que son 780 animales los que están en peligro por la falta de ingresos que han tenido durante los últimos días.

Pese a que la solución más fácil que ven las personas es que ellos sean enviados a su hábitat natural, la organización aseguró que la mayoría de especies que viven allí fueron rescatadas del tráfico ilegal, ‘mascotismo’ y maltrato; incluso, algunos nacieron en cautiverio.

Teniendo en cuanta esta información, es muy complicado que alguno de ellos sobreviva en su hábitat, puesto que varios aún se encuentran en recuperación y hasta tienen secuelas físicas.

Aquellos que están bajo atención geriátrica y el programa de conservación son los que pueden verse mayormente afectados, aunque todos tienen necesidades particulares que deben ser atendidas.

El zoológico es una organización sin ánimo de lucro, que mensualmente necesita alrededor de 250 millones de pesos para solventar el pago de comida, medicinas, servicios públicos, obras de infraestructura y pago de nómina.

Si desea apoyar a la Zoofundación los métodos que tienen son los que aparecen en la siguiente imagen. También lo puede hacer enviando alimentos no perecederos como concentrados y avenas.