El empaque del parche (que se puede ver en su propia página web) dice que supuestamente el producto contiene 4 vitaminas: B1 (o tiamina), B5 (o ácido pantoténico), B6 (o piridoxamina) y taurina.

En términos generales, según un detallado informe de El Heraldo, estas vitaminas contribuyen de manera positiva al sistema nervioso, al funcionamiento cardiovascular, al corazón y a la presión sanguínea.

En redes sociales, la empresa que comercializa este producto explica que el parche se debe poner en alguna parte del cuerpo antes de ingerir alcohol y supuestamente de esa manera el cuerpo absorberá las 4 vitaminas, con lo cual se evitaría la resaca al día siguiente.

Luis Carlos Morales Burbano, médico con PhD en Farmacología, aseguró al diario barranquillero que es “imposible” que la piel absorba esas vitaminas en su totalidad:

“Esas vitaminas y antioxidantes tienen un beneficio para la salud cuando se ingieren en la comida, que son parte de una dieta saludable. No hay forma alguna que estas vitaminas se absorban a través de la piel, por lo que ese parche se convierte en un pedazo de plástico que no cumple una función”.

Burbano añadió que aún no se ha hecho una investigación sobre los componentes de este producto, por lo que se desconoce si el parche representa algún peligro para las personas que lo usen.

Sumado a lo anterior, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió una alerta sobre este parche porque no tiene ningún registro sanitario, indicó El Heraldo.

“No se ha realizado una revisión científica de los componentes del producto y no podemos certificar si es seguro o de calidad”, aseguró al medio Judith Mestre, directora de Medicamentos y Productos Biológicos del Invima.

Aunque en septiembre pasado el Invima ya había expresado su preocupación por la venta sin control de este producto, volvió a hacerlo teniendo en cuenta que se aproxima el Carnaval de Barranquilla, donde posiblemente varias personas acudan a este supuesto parche mágico.