En el video de la campaña aparece una trabajadora sexual que cuenta cómo a través de las alternativas digitales puede ejercer su labor desde casa sin exponerse al contagio por coronavirus, informó Noticias RCN. 

La idea consiste en brindarles las herramientas necesarias a las trabajadoras sexuales, en esa ciudad, para que a través de las plataformas autorizadas puedan brindar sus servicios.

En materia de trabajo sexual, nos ajustamos a lo que ha dicho la Corte Constitucional y lo que hicimos fue apoyar en medio de la pandemia a los sectores vulnerables”, detalló Matilda González Gil, secretaria de la Mujer y Equidad de Género de Manizales, en diálogo con Caracol Radio. 

La funcionaria agregó que durante la contingencia por la pandemia de COVID-19, las trabajadoras han continuado recibiendo ingresos. “En un mes recibieron unos $ 350.000 y eso les alcanza para alimentación y cuota de vivienda”, apuntó, en esa emisora. 

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación no se tomó nada bien el proyecto de la Alcaldía de Manizales, ya que señaló que esto podría llevar “al delito de inducción al comercio carnal o a la prostitución”. 

En Colombia, el Código Penal en el artículo 213 tiene tipificado el delito de inducción a la prostitución como la conducta de quien con ánimo de lucrarse o para satisfacer los deseos de otros, induzca al comercio carnal o a la prostitución a otra persona”, manifestó a ese medio Adriana Herrera Beltrán, procuradora delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia y las Mujeres.