Aunque aún no empieza a regir la cuarentena obligatoria a nivel nacional, Chía sí se unió al simulacro de aislamiento que se decretó en Bogotá, de ahí que se esperara que los habitantes del municipio permanecieran en sus viviendas.

“Tenemos que se conscientes todos (…) Esto no es un juego”, aseguró el mandatario local, y luego invitó a las personas a ser responsables con ellas mismas y con los demás:

“No lo hagan por un decreto, por una norma; háganlo por ustedes mismos. Nosotros hemos tomado todas las medidas, hemos garantizado una ‘donatón de mercados’ —hoy empezamos a entregar—, ampliamos los plazos para que la gente pague los impuestos, vamos a dar un mes y medio de plazo para que paguen el agua, pero ¡tenemos que ser responsables con nosotros mismos!”.

El alcalde agregó que si bien el municipio ha tomado “todas las medidas necesarias” ante esta crisis, él no puede “controlar la irresponsabilidad de quienes no quieren acatar” las normas.

“Los invito a ser solidarios, piensen en los otros. sabemos que hay dificultades económicas, claro, pero si no garantizamos nuestro propio cuidado, nuestra propia protección, ¿quién nos la va a garantizar?”, se añadió Segura.

El mandatario local también recordó la situación de Italia, donde ya hay más de 6.000 muertos debido al COVID-19.

“¡Tomemos conciencia, carajo! ¿Para qué nos sirve la plata, para qué nos puede llegar a servir el dinero si no tenemos salud?”, les preguntó el alcalde, quien al final se despidió entre varios aplausos de la gente.

Este es el video de su regaño: