Además, de acuerdo con la información brindada por el Sistema de Vigilancia en Salud Pública, de la Secretaría de Salud, en 2019 se atendieron 44.059 casos de menores de 5 años enfermos con infección respiratoria aguda, relacionada con la mala calidad del aire.

Así pues, las cifras mostradas por la entidad revelan que los menores de 5 años son la población más vulnerable ante las enfermedades respiratorias agudas asociadas a la mala calidad del aire.

De acuerdo con la entidad, en promedio, desde 2013, en los hospitales del Distrito se han atendido más de 40 mil niños y niñas cada año.

De otro lado, las cifras muestran que los mayores de 25 años fueron las principales víctimas fatales con 1.789 fallecimientos asociados a enfermedades cerebrovasculares y del corazón como resultado de la contaminación por material particulado.

Vale la pena destacar que estas cifras fueron publicadas durante la polémica por la restricción a los vehículos de carga en la capital.

Después de que se implementó la medida, la Alcaldía sostuvo que Bogotá mejoró la calidad del aire un 47 %. La Secretaría de Ambiente aseguró que hubo una disminución del material particulado, en gran parte, por esa determinación.

En esa línea, Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, dijo que la prioridad del Distrito es la salud de los capitalinos. “Este no es un problema de alertas ambientales solamente, sino de políticas estructurales”, afirmó .