Todo comenzó con una pregunta, en esa cadena radial, sobre las preferencias de Aída Victoria Merlano acerca de los juguetes sexuales (un tema recurrente en sus videos virales de redes sociales) y cuál era su favorito. 

Allí, ella dijo que es un tema que va más allá del mero placer y que consultaba al respecto en internet e incluso se asesoraba con sus amigas y con la herramienta de Google académico donde veía artículos “espectaculares” al respecto.

“Mi juguete favorito es el Satisfyer Pro 2”, confesó la hija de la excongresista en diálogo con esa emisora. 

Contó que le mandó una imagen del juguete sexual a su mamá, en tono de broma, pero que ella la regañó duramente y que allí se formó un problema entre ambas. Sin embargo, cree que el juguete sí le gustó finalmente a su madre. 

Allí llegó la clase que dio en la emisora. “¿Quieres saber cómo funciona?”, preguntó Merlano, a lo que una periodista de La W dijo que ella ya sabía cómo funcionaba, por lo que Merlano dijo que entonces le iba a explicar a Julio Sánchez Cristo. 

“Julio, te cuento, lo que pasa es que hay mujeres que durante la penetración no llegan al orgasmo. Entonces, lo que realmente les genera lograr venirse es estimular el clítoris”, manifestó en esa frecuencia radial. 

“El Satisfyer es un juguete que tú pones en el clítoris y genera ciertas ondas que dan una sensación de succión y aparte de eso vibra. Tiene 12 velocidades, así que te podrás imaginar. La empresa dice que te garantiza un orgasmo en menos de 5 minutos y doy fe de que así es. Es increíble”, añadió en ese medio. 

Una vez terminada la entrevista, Julio Sánchez y los periodistas de La W bromearon al respecto. 

“¡12 velocidades! Eso hay que tener una planta en la casa. Un secador de pelo tiene 3, una licuadora tiene 7. ¡12 velocidades! Y es el Satisfyer 2, cómo será cuando salga el 3”, bromeó Sánchez Cristo.

En su cuenta de Instagram, Merlano ha subido varios videos hablando de sus juguetes sexuales y hasta visitando tiendas eróticas con su abuela:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por AIDA VICTORIA (@aidavictoriam)