Una versión, entregada por fuentes de la cárcel a La W, fue que la acusada ingirió unas pastillas y se habría lastimado a sí misma, en las manos.

Merlano fue trasladada al hospital Santa Clara de la capital, donde permanece bajo el cuidado de los médicos, de acuerdo con la emisora.

A finales de febrero, la defensa de la excongresista solicitó a la Corte Suprema de Justicia que permitiera que la señalada enfrentara su juicio en libertad, pues necesitaba tratamientos psicológicos, de acuerdo con Blu Radio.

No obstante, la decisión se daría a conocer en la próxima audiencia, dice el medio.

La exsenadora fue reprimida de su libertad por, según la Fiscalía, encabezar una red de compra de votos en las elecciones del 11 de marzo de 2018, y cuya sede para delinquir, conocida como ‘Casa blanca’, estaba ubicada en Barranquilla.