Desde su cuenta de Twitter, Gustavo Petro aseguró que cuando llegó al aeropuerto del municipio, a las 5:55 de la tarde, lo encontró cerrado.

El senador se quejó porque dijo que esa terminal aérea cierra a las 6:00 de la tarde.

Casi media hora después, Petro volvió a trinar, acusó a la Aerocivil de no querer dejarlo viajar, pero en esta oportunidad cambió la hora en que dijo haber llegado al aeropuerto. Sostuvo que su plan de vuelo estaba programado para las 6:00 de la tarde y que había llegado 10 minutos antes (5:50).

Ante la incoherencia en los horarios expuestos por el congresista, la Aeronáutica lo desmintió y dijo que Petro llegó a las 5:59 de la tarde, apenas un minuto antes de la hora en la cual la terminal aérea debe cerrar su operación.

En un comunicado, la entidad agregó que los tiempos no permitían cumplir con los procedimientos establecidos para abordar.

La Aeronáutica explicó en su texto que, cuando se necesite una extensión de horario en un aeropuerto que no opere las 24 horas, esta se debe pedir con antelación para cumplir los trámites pertinentes. La entidad dijo que en este caso “no existió solicitud de extensión”.