La carta tiene fecha del 18 de mayo de 2021, y Viviane Morales comienza recordando que desde que el presidente Iván Duque la nombró en tan “importante y honroso” cargo para representar al país, ella se dedicó “a cumplirlo con lealtad y compromiso”.

Luego, le dijo que “han sido tiempos turbulentos” que se acrecentaron con la pandemia, y que desde su labor diplomática tuvo que adaptarse a los cambios y “nuevos desafíos geopolíticos mundiales, y la multiplicación de actores en el escenario internacional –incluidos los actores no estatales-“.

“En medio de estos tiempos inciertos y de rápidos cambios, desde esta embajada intentamos adaptarnos a esos retos trabajando con ahínco por estrechar aún más la relación con Francia mediante el diálogo político franco…”, mencionó.

Morales sacó pecho con su labor y dijo que luego de nueve años de que no se adelantaran las consultas políticas entre los dos países, el pasado 6 de mayo se volvió a realizar esta gestión, lo que calificó como algo satisfactorio.

Además, la diplomática aseguró que no le cabe duda de que “siempre habrá un importante trabajo que adelantar para el servicio de nuestro país desde esta altísima posición en Francia”, y destacó el apoyo que recibió en su gestión.

Morales, al final, le recordó al presidente Duque que en el encuentro que sostuvieron en diciembre pasado, ella ya le había manifestado su interés de dar un paso al costado.

“Me es muy difícil continuar fuera del país. Esa es la razón por la cual, señor presidente, respetuosamente presento mi renuncia”, finalizó.

Aunque Morales no dio detalles de la razón que motivó esta renuncia, que se suma a la del comisionado de Paz Miguel Ceballos, hay quienes se preguntan si tiene intereses políticos de por medio. No obstante, será la misma Morales la que explique su decisión, pues tampoco se conoce de una respuesta del Gobierno.

Tomada de La República
Tomada de La República