En las sensibles imágenes obtenidas por TMZ se observa que todo quedó grabado gracias a la cámara del ojo mágico de la puerta de la mujer, de la que no se conoce la identidad.

De acuerdo con el sitio, Shane Mitchell, de 30 años, se había llevado la mascota de su expareja y reapareció con ella para tratar de hablar con la mujer. Cuando la dueña de Rubyjean (el can) le pidió que se retirara y le dijo que había llamado a la policía, el hombre perdió el control y se ensañó contra el perro.

Con la misma correa del Doberman, Mitchell lo levantó y acercó a la puerta para tratar de persuadir a su ex, que solo pudo gritar al ver el despreciable acto.

Un policía de Luisiana aseguró que Shane fue detenido y tendrá que responder por cargos de crueldad a los que se podrían sumar otros más, al tiempo que dio un parte de tranquilidad sobre Rubyjean, que no sufrió ningún daño permanente.

El video se puede ver en la página de TMZ, pero se recomienda discreción, pues las imágenes pueden ser fuertes para algunos.