El artefacto fue hallado el pasado viernes por albañiles que trabajaban en una propiedad privada cerca del campus de la Universidad de Exeter, en el suroeste de Inglaterra, lo que obligó a las fuerzas del orden de Devon & Cornuales a evacuar a miles de personas.

La población pudo observar una nube negra y escuchar un ruido potente cuando artificieros de la Royal Navy (Marina) detonaron la bomba a última hora del sábado, después de acordonar el área.

Los residentes de unas 2.600 viviendas en Exeter, entre ellos estudiantes, fueron evacuados después de que la Royal Navy decidiera establecer un área de seguridad en torno al artefacto, que estaba intacto desde que fue arrojado durante la Segunda Guerra Mundial.

Los estudiantes, según la universidad, fueron alojados en hoteles de Exeter, mientras que otras personas pasaron la noche en casa de familiares o amigos, a pesar de las restricciones actuales que hay en la región por la pandemia del coronavirus.

A pesar de que la detonación fue controlada, de acuerdo con el diario The Guardian, la explosión causó daños estructurales a varias propiedades aledañas a donde se encontró la bomba.

Ese diario explica que el explosivo sería una bomba Hermann de 1.000 kg utilizada por los nazis y que el estallido significativo, dejando con escombros por lo menos 250 metros a la redonda y un cráter del tamaño de un autobús de 2 pisos.

Video de explosión de bomba de la Segunda Guerra Mundial en Exeter, Inglaterra