En diálogo con el portal InfobaeVillamil relató que desde muy joven siempre tuvo el sueño de recorrer su país, Argentina, a caballo. La decisión de salir a cabalgar por su sueña la tomó el año pasado (2020) cuando trabajaba en el sector agro del Banco Galicia.

“Es muy simple. Estuve siempre vinculado a los caballos e imaginaba un día poder hacerlo. Hace seis años este sueño loco se me plantó en el alma, y hoy puedo transformarlo en realidad”, respondió al mismo medio el joven argentino cuando le preguntaron que lo motivó a emprender este largo viaje.

El 12 de septiembre comenzó su travesía en Buenos Aires y casi 6 meses después ha recorrido exactamente 3.650 kilómetros en compañía de sus caballosMora, de 11 años (mestizo con árabe), Wayra, de 5 (criollo), y Tordo (percherón e hijo de Mora).


Ilusionado con conocer lugares poco conocidos y sobre todo encontrar historias de diferentes personas, Marcos Villamil le cambió el nombre a su cuenta de Instagram y ahora se encuentra como Abrazarte Argentina, donde publica continuamente postales de su viaje.

La idea del joven argentino era arrancar a cabalgar en marzo, pero la pandemia del coronavirus hizo que sus planes tuvieran que esperar unos meses.

Ahora estoy en la estancia llamada La Esperanza donde me hospedarán por tres días. La gente es muy cálida, me ve con caballos y me invita a quedarme. Incluso los cuida. Es algo increíble”, le dijo Villamil a Infobae luego de pasar por La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, provincia en la que se encuentra actualmente.

El argentino recordó que la situación que lo llevó a decidirse a renunciar y salir por su sueño fue un ascenso. Me ofrecieron más responsabilidades laborales y pensé ‘cada vez estoy más atado y lejos de lo que realmente quiero hacer’”, dijo.

“Es el amor incondicional por los caballos lo que me impulsó a hacer cabalgatas. Poder hacerlo en nuestro país es aún mejor, porque nuestra patria se hizo a caballo y tienen una impronta muy fuerte en nuestra cultura”, agregó Marcos Villamil, quien avanza con sus 3 caballos sin prisa.

Sobre cómo se costea el viaje, explicó que salió de su casa con tan solos 10.000 pesos argentinos (unos 400.000 pesos colombianos) y que cada mes recibe 20.000 pesos del arriendo de su apartamento en Buenos Aires“Con eso me solvento todo. La realidad es que llego a un puesto, pido permiso y me hospedan. Mis caballos son mi mejor carta de presentación”

Cree que su decisión fue la mejor y que la gente y los paisajes han pagado por completo el recorrido.

Los paisajes son impagables. La Argentina es alucinante. En estos meses además de conocer gente única, descubrí lugares como Lago San Martín, uno de mis favoritos hasta el momento… Conocí gente y familias que me abrieron las puertas para que pudiera darle agua y pasto a los caballos, y empecé a conocer esa Argentina de caminos de tierra y mirada tranquila, ese país que no me contaron ni me mostraron en la televisión o en mi casa”, finalizó en Infobae.

Fotos del argentino que renunció a su trabajo para recorrer el país con 3 caballos