“Pudimos detectar aeronaves, solamente en este período de 30 días más de 54 aeronaves haciendo exploración, aeronaves norteamericanas, en el espacio FIR (región de información de vuelo) de Maiquetía y en otras áreas“, dijo Remigio Ceballos, responsable del Comando Estratégico Operacional de la FANB (Ceofanb).

En un mensaje publicado en las redes sociales del Ceofanb, Ceballos indicó que entre los vuelos detectados figuró un avión EP-3 que estaría “haciendo exploración radioelectrónica” en la fachada atlántica del país suramericano.

Según el Ceofanb, las aeronaves fueron “captadas por los radares” del Comando de Defensa Aeroespacial Integral (Codai) como parte de las actividades relacionadas con los ejercicios militares, denominados Venezuela Soberanía y Paz, que se realizaron entre el 10 y el 28 de septiembre.

Es la cuarta vez en el año que las autoridades venezolanas denuncian la incursión de aviones estadounidenses en la región de información de vuelo (FIR) de Maiquetía, en el centro-norte de Venezuela y donde está ubicado el principal aeropuerto del país.

El régimen de Nicolás Maduro denunció el 22 de julio que un avión espía estadounidense hizo una incursión en espacio aéreo venezolano, en medio de los señalamientos cruzados entre ambos países por un episodio similar ocurrido el viernes 19 de julio en la región de vuelo de Maiquetía.

En el caso del 19 de julio, un avión Sukhoi SU-30, de fabricación rusa, interceptó y expulsó de los cielos de Venezuela a una aeronave estadounidense.

El Comando Sur de Estados Unidos dijo entonces que su avión EP-3 “estaba realizando una misión reconocida y aprobada en espacio aéreo internacional sobre el mar Caribe”, y que la aeronave venezolana lo “siguió de forma agresiva”.

Luego, el primero de agosto, la Fuerza Armada de Venezuela afirmó que había detectado un avión EP3 de la aviación de Estados Unidos.

“EE. UU. con su aeronave EP3 insiste en crear las condiciones de riesgo operacional, al ingresar nuevamente en la región de información de vuelo (FIR) sin cumplir con los protocolos establecidos en tratados internacionales. Esta irresponsable agresión busca un incidente”, publicó la FANB en sus redes sociales en agosto pasado.