El encuentro se celebró en Cleveland, en el estado de Ohio, clave para los resultados de los comicios, y en el que no hubo apretón de manos cuando los dos septuagenarios subieron al escenario. Si bien esto se debió a las restricciones por la pandemia de COVID-19 —que fue uno de los temas del debate—, la ausencia del saludo tradicional simbolizó la profunda división en el país en la cuenta regresiva hacia el 3 de noviembre.

Trump llegó al debate a la ofensiva, decidido a recuperar terreno frente a su rival, que lo aventaja desde hace semanas en los sondeos, y acusó a Biden de ser “socialista”, pero Biden desestimó sus ataques afirmando que “todo el mundo sabe” que Trump miente:

“El hecho es que todo lo que ha dicho hasta ahora es simplemente una mentira. No estoy aquí para retar sus mentiras. Todo el mundo lo sabe, es un mentiroso”, dijo Biden en el primer bloque del debate en el que hablaron sobre el futuro del Tribunal Supremo.

El ataque de Trump llegó al afirmar que Biden planeaba eliminar los seguros privados de salud en el país porque “su partido quiere irse por la vía socialista”.

“Yo soy el Partido Demócrata, los principios del partido (en estas elecciones) son los que yo aprobé”, respondió tajante el candidato demócrata, que defiende opciones moderadas.

“No hay nada inteligente en ti”, le respondió el mandatario en otro segmento.

Trump retomó los ataques de días pasados en el estado de Florida con el que busca conquistar los votos de latinos, pues en estas elecciones hay número récord habilitados para votar: cerca de 32 millones, que representan un 13,3 % del total.

Entre los latinos la ventaja de Biden es clara con un 65 % de apoyo frente al 36 % del mandatario republicano. Sin embargo, la directora de Participación Cívica del Fondo Educativo NALEO, Juliana Cabrales, espera que menos de la mitad emitan su sufragio para el próximo presidente de Estados Unidos.

Los primeros minutos del debate transcurrieron de manera agria con múltiples interrupciones de Trump tanto a su rival en las elecciones de noviembre, Biden, como al moderador.

Esto, a tal punto que Biden le dijo al actual presidente: “¿Te vas a callar, hombre?”.

El debate se celebra en Ohio, uno de los estados pendulares que cambian su preferencia de una elección a otra y que Trump logró ganar en 2016. Ahora, Biden encabeza las encuestas en este bastión con un 49% de las preferencias, frente a 45,7% de Trump.

El mandatario perdió en los últimos meses su principal activo político: una gestión de la economía que llevó al desempleo a mínimos en décadas, pero que quedó devastada por la pandemia que destruyó millones de puestos de trabajo.

A última hora una bomba cayó sobre los republicanos: las revelaciones del diario The New York Times de que Trump pagó sólo 750 dólares en impuestos federales en 2016, el año que ganó la presidencia.

El artículo indicó también que las empresas de Trump sufren “pérdidas crónicas”, algo que puede resquebrajar su imagen de poderoso hombre de negocios.

Biden respondió este martes publicando documentos que indican que pago casi 300.000 dólares en impuestos el año pasado. “El pueblo estadounidense merece transparencia”, indicó.

Debate presidencial de Estados Unidos Trump-Biden, en vivo con traducción a español: