En la agenda del debate presidencial entre Biden y Trump de este martes 29 de septiembre no está incluido el escándalo por las revelaciones de The New York Times sobre el no pago de impuestos de Donald Trump durante 11 de los 18 años de su historia tributaria reciente.

No obstante, medios como CNN explican que es una oportunidad de oro para el candidato por el partido demócrata Joe Biden, si lo sabe aprovechar.

Y es que el escándalo es de tal dimensión, que si se le llega a comprobar evasión de impuestos, el presidente pasaría de la Casa Blanca a la cárcel, según el exfiscal federal de Estados Unidos, Nick Akerman, exmiembro del equipo que le siguió juicio a Richard Nixon por el escándalo de Watergate, en conversación con W Radio.

El experto opina que Donald Trump podría pagar 3 años de cárcel si se comprueba que radicó un retorno fraudulento (como el de 89,9 millones de dólares que solicitó en 2003) y 5 años más por evasión de impuestos (que es diferente a “evitar impuestos”, una práctica de muchas compañías), y considera esta situación como “extremadamente grave”.

Estos son los puntos de la agenda del debate presidencial

Varios de los temas que se van a tratar en el debate presidencial de 90 minutos, sin interrupción para comerciales, no favorecen al presidente Trump.

  1. La trayectoria de Trump y Biden. Este es uno de los puntos que favorecen a Joe Biden, quien lleva 40 años de carrera política y fue vicepresidente de Barack Obama durante 8 años (2009-2017), mientras que Trump se encontró con una victoria por la presidencia tras una corta incursión en política, señala CNN.
  2. La Corte Suprema. En este tema, todo girará alrededor del reemplazo de la exjueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, fallecida hace una semana, y su sustituta Coney Barrett lo que, según Daily FX, “inclinaría fuertemente la composición ideológica del sistema judicial hacia el lado más conservador”.
  3. Coronavirus. Este punto marca una amplia desventaja para el presidente, a quien se le ha señalado de minimizar la pandemia y no actuar a tiempo ni con contundencia para tratar de detenerla, lo que le ha significado a Estado Unidos ostentar el triste récord del país con mayor número de casos (7.159.222) y muertos por coronavirus (205.345), según la Universidad Johns Hopkins.
  4. Economía. Antes de la pandemia, este rubro habría favorecido a Trump, pero con la pandemia, el tema importante es la estrategia para lograr que la actividad económica vuelva a producir a niveles normales, según CNBC.
  5. Racismo y violencia. Esto le favorece a Biden, pues el manejo que Trump le ha dado a las manifestaciones y acciones relacionadas después del asesinato de George Floyd por un policía blanco, el 25 de mayo, ha sido muy criticado, por sus comentarios sobre que todos los manifestantes son vándalos, su amenaza de desplegar al ejército durante marchas callejeras y por defender a un adolescente que mató a dos manifestantes a quemarropa durante las protestas, entre muchas otras actitudes cuestionables.
  6. La integridad de las elecciones. El último tema de la noche también es benigno con Biden, pues Trump tiene en contra haber dicho, como lo haría cualquier dictador, que no reconocería las elecciones del 3 noviembre si llega a perder. Además, el presidente ha criticado el voto electrónico hasta la saciedad.