En medio de una conferencia de prensa en la Casa Blanca (Washington), Donald Trump anunció la nominación de Barrett, quien remplazaría en el tribunal a la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg.

“Esta noche, tengo el honor de nombrar a una de las mentes legales más brillantes y dotadas del país a la Corte Suprema. Ella es una mujer con logros inigualables, un intelecto imponente, credenciales excelentes y una lealtad inquebrantable a la Constitución”, manifestó el jefe de Estado.

El presidente, igualmente, agradeció a los republicanos, que son mayoría en el congreso de estadounidense, su compromiso para garantizar que el proceso de confirmación de la magistrada se desarrolle de manera “justa” y “oportuna”.

Barrett, católica y madre de siete hijos (dos de ellos adoptados en Haití), es considerada en Estados Unidos como la antítesis de Ginsburg, sobre todo en los temas relacionados con el aborto, derecho que defendió arduamente la fallecida jueza.

La abogada de 48 años aseguró que tendrá presente el legado que dejó la magistrada progresista, a la que alabó por haber roto los “techos de cristal” impuestos sobre las mujeres. “Se ganó la admiración de todas nosotras”, concluyó.

La muerte de Ginsburg ha dejado a la corte con tres jueces progresistas y cinco conservadores. Por tanto, si Barrett consigue llegar al Tribunal Supremo, Trump habría conseguido inclinar definitivamente la balanza a favor de los republicanos.

A continuación, la nominación de Amy Coney Barrett por parte de Donald Trump: