El pasado lunes 21 de septiembre, Jefferson estaba en un concesionario de carros con sus 3 hijos pequeños cuando de repente al menos 3 delincuentes abrieron fuego en el lugar, publica el diario New York Post.

El hombre no dudó ni un segundo y se lanzó sobre el cuerpo de los 3 pequeños para protegerlos de las balas. Por esa maniobra, el valiente padre recibió 3 disparos, 2 en los pies y uno en el muslo derecho. Los 3 hermanos salieron ilesos, agrega el mismo medio.

Aunque las heridas, afortunadamente, no pusieron en riesgo su vida, no pudo ir a trabajar como normalmente lo hacía y por ese motivo lo despidieron de sus 2 empleos, sin escuchar razones, denunció la esposa de Jefferson a TMZ.

Serena Wingate, amiga cercana del estadounidense, abrió una campaña en GoFundMe para recaudar fondos y así ayudar al “heroico padre con sus facturas médicas y a sus hijos con la terapia. Están más que traumatizados”.

El objetivo era recoger 24.100 dólares (un poco más de 93 millones de pesos) para Anthony Jefferson, pero la generosidad de la gente, tras conocer la historia, se expandió.

Hasta el momento, más de 8.200 personas han donado un total de 281.656 dólares, es decir casi 1.100 millones de pesos.

A continuación, el momento en que Jefferson protegió a sus hijos del tiroteo: