A menos de 40 días para las elecciones en Estados Unidos, Donald Trump recorre el país de arriba abajo con la esperanza de descontar la ventaja que le lleva su rival Joe Biden en las encuestas. 

El programa de este viernes es intenso: empezó con una mesa redonda con el grupo ‘Latinos por Trump’ en Doral (Florida), luego hará un discurso sobre la situación económica de los afroestadounidenses en Atlanta (Georgia), después integrará una reunión de recaudación de fondos en el Hotel Trump (en la capital, Washington DC) y finalizará con un mitin de campaña en Newport News (Virginia). 

El objetivo del mandatario republicano es cubrir todos los frentes, como lo hizo con éxito en 2016, pero también marcar el contraste con su oponente demócrata que ha apostado por un ritmo mucho menos frenético.

Precisamente fue en la mesa redonda con los latinos que Trump nombró a Santos y a Petro, para criticar a su contrincante.

“Joe Biden recibió apoyo del socialista colombiano Gustavo Petro, fue miembro de la guerrilla M-19, nada bueno, ¿cierto?”, zanjó Trump y luego agregó:

Biden se rindió ante el narcoterrorismo en Colombia”, según se puede escuchar en video compartidos en redes sociales.

Luego de conocer las palabras de Trump, Gustavo Petro se refirió el tema en su cuenta de Twitter: “Trump acaba de aceptar los consejos de los políticos colombianos íntimamente ligados con el narcotráfico y el genocidio en Colombia”.

Entre tanto, la noche de este jueves, Trump recordó en Jacksonville, Florida, que Biden, cuando era vicepresidente de Barack Obama, apoyó el Acuerdo de Paz liderado por Juan Manuel Santos con las Farc.

El mandatario estadounidense aseguró que el proceso firmado en La Habana fortaleció los cultivos ilícitos y el narcotráfico en nuestro país.

“La anterior administración también negoció el terrible tratado Obama-Biden-Santos con los carteles de droga colombianos, se rindieron ante los narcoterroristas y causaron que la producción de drogas ilícitas incrementara”, expresó Trump en la reunión con los latinos de Florida.

Nadie había hecho algo así”, finalizó el presidente de EE. UU.