Luego de dar datos generales como fechas, logística a la llegada al aeropuerto El Dorado -único momento en que menciona a la capital antioqueña solo para decir que desde ahí se puede hacer conexión hacia allá-, moneda e idioma, el diario entrega sus recomendaciones para quienes vienen por primera vez y para los que repiten.

Contrario a lo que sucede normalmente con la mayoría de artículos de este tipo, The Washington Post no incluye a Medellín como ciudad para que visiten aquellas personas que pisan por primera vez el territorio nacional. “Comienza con las ciudades: Bogotá, conocida como la Atenas de Sudamérica, y Cartagena”, destaca el medio, antes de mencionar Pereira, Manizales y Armenia, para tomarse un buen café.

En el apartado dedicado a quienes regresan al país, la publicación deja una vez más por fuera a Medellín, uno de los destinos favoritos de los extranjeros que vienen a Colombia, pues solo recomienda ir al Guaviare para, entre otras cosas, ver delfines rosados y micos, y al Casanare para “experimentar un safari colombiano”.