La inteligencia estadounidense sugiere que grupos, como el Estado Islámico, podrían haber adquirido sofisticados equipos de seguridad aeroportuaria para probar cómo ocultar explosivos en computadores portátiles y otros dispositivos abordo de aviones, informa CNN.

El artículo continúa abajo

Esa inteligencia, dice el mismo medio, tuvo mucho que ver en la decisión del presidente Donald Trump de prohibir el transporte de ese tipo de dispositivos en aviones provenientes de países de medio oriente y África. Sin embargo, con la información recién obtenida, se teme que tal prohibición no sea suficiente para evitar atentados.

Una serie de pruebas que hizo el FBI a finales del año pasado concluyó que las bombas instaladas en los computadores portátiles serían mucho más difíciles de detectar que las versiones de explosivos que los grupos terroristas han producido antes. Las pruebas del FBI se centraron en las máquinas de detección que son aprobadas por la Administración de Seguridad de Transporte (TSA), y son usadas tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

Según NBC News, una declaración de la TSA dice que evidencias de inteligencia indican que los vuelos comerciales siguen siendo el blanco favorito de los grupos terroristas para infiltrar artefactos explosivos camuflados en dispositivos electrónicos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de Estados Unidos, concuerda en ese punto. En declaraciones a CNN, una fuente dijo:

El gobierno de Estados Unidos reevalúa continuamente la inteligencia existente y recopila nuevo material. Esto permite que el DHS y la TSA evalúen constantemente nuestros procesos y políticas de seguridad de la aviación, y hagan mejoras cuando estas sean necesarias, para mantener seguros a los pasajeros. Como siempre, todos los viajeros aéreos están sujetos a un sólido sistema de seguridad que emplea múltiples capas, tanto vistas como no vistas”.

Las autoridades estadounidenses han dicho que la prohibición de dispositivos electrónicos se centra en 8 países porque los organismos de inteligencia indican una importante amenaza en esos lugares. Además, evaluaciones hechas en los últimos meses indican que, pese a que las vulnerabilidades existen, Estados Unidos tiene más confianza en las máquinas de detección y en las pruebas de seguridad en los aeropuertos de del país y de Europa. Los avances tecnológicos y las capacitaciones son de gran ayuda para disminuir el riesgo, puntualiza CNN.