La firma legal Eversheds, con sede en Singapur, indicó que el sultán, de 49 años, obtuvo tres proclamaciones de divorcio de acuerdo con la ley islámica el pasado 22 de junio, según un comunicado reproducido por la prensa local.

La misma nota señaló que el tribunal islámico del estado malayo de Kelantan, situado en el noreste de la parte peninsular del país, emitió el certificado de divorcio el primero de julio.

El comunicado fue emitido poco después de que la modelo, de 26 años, negara la ruptura al portal malasio Malaysiakini, al que aseguró que se encontraba en Rusia con el hijo que tuvo con el sultán, Ismail Leon, nacido el 22 de mayo.

Las especulaciones sobre la ruptura matrimonial comenzaron el miércoles cuando el diario New Straits Times la dio hecha mientras las redes sociales divulgaban imágenes de un supuesto certificado de divorcio.

El Palacio de Kelantan evitó confirmar esa información pero emitió un comunicado en el que anunciaba que varios títulos utilizados para referirse a la reina no podían ser utilizados a menos de que sean otorgados oficialmente, e identificó al hermano de Muhammad V como príncipe heredero.

Rihana -llamada Oksana Voevodina antes de casarse y convertirse al islam- respondió el jueves con la publicación de un video en su cuenta de Instagram sobre su vida con el sultán, que aparecía en las imágenes declarando su amor por los hijos.

Muhammad V se casó con Oksana en agosto de 2018 en Kota Bharu, la capital estatal, y celebró otra ceremonia de enlace en noviembre de ese año en Rusia, según explicaron medios locales pese a que ni el gobierno ni el palacio de Kelantan local lo confirmaran.

El enlace entre el sultán y Miss Moscú 2015 fue revelado por varios medios extranjeros en diciembre y a principios de enero, el soberano anunció por sorpresa y sin dar razón alguna que abdicaba como rey de Malasia tras dos años en el trono.