Carlos Mario Jiménez fue extraditado en 2008 a Estados Unidos a pesar de que había sido parte del proceso de Justicia y Paz del gobierno de Álvaro Uribe Vélez cuando los grupos de autodefensas se desmovilizaron.

Sin embargo, durante el proceso se conoció que ‘Macaco’ solo era un narcotraficante y que compró el bloque paramilitar Central Bolívar para recibir los beneficios que daba en ese momento la justicia transicional, recuerda W Radio.

En 2011, Jiménez fue condenado en EE. UU. a 33 años de cárcel por “dirigir una red internacional de tráfico de drogas que daba respaldo a una organización terrorista”, publicó en su momento el diario El Espectador.

El narco pasó un poco más de 11 años en una prisión de Miami, Florida, y este viernes el Bureau Federal de Prisiones de los Estados Unidos informa que quedará libre, explica la emisora.