De acuerdo con la cadena CNN, cuando el juez Robert Crowley condenó a Flick, en ese momento de 68 años, por agresión en 2010, dijo que este sería “demasiado viejo” como para ser una amenaza para la sociedad en el momento de su liberación, a pesar de un historial de violencia contra las mujeres.

Por ello, solo lo condenó a 4 años de prisión por haber apuñalado a otra mujer con un tenedor y a pesar de que en 1979 había sido sentenciado a 25 años por asesinar con un puñal a su esposa, Sandra, mientras su hija miraba, detalla el mismo medio.

En algún momento, el señor Flick va a envejecer de su capacidad para involucrarse en esta conducta, y encarcelarlo más allá del tiempo en que envejece no me parece que tenga sentido”, dijo Crowley en la audiencia de la sentencia de 2010, recuerda la cadena estadounidense.

Pero ahora, Albert Flick enfrenta otra condena de 25 años, lo que para él significaría la pena de muerte luego de asesinar cruelmente a puñaladas a Kimberly Dobbie, frente a los hijos gemelos de esta de 11 años, explica CNN.

“Nosotros, la familia y los amigos de Kim Dobbie estamos muy satisfechos con el veredicto del jurado (que lo declaró culpable en menos de una hora a pesar que adujo inocencia)… El señor Flick la mató a puñaladas de una manera similar a como asesinó a su esposa Sandra en 1979. Al menos hay cierto nivel de justicia en su condena”, dijo en un comunicado el subsecretario de Justicia de Maine Robert Ellis, citado por esa cadena.

Flick está detenido en la cárcel del condado de Androscoggin y su audiencia de sentencia está programada para el 9 de agosto, finaliza CNN.