El cincuentenario del primer viaje tripulado a la Luna comenzó el pasado 16 de julio, día en que partió el cohete Saturno V hacia la luna.

Con ayuda de los cientos de miles de personas que trabajaron en el programa Apolo de la Nasa, Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins hicieron realidad la llegada del hombre a la Luna antes de que finalizara la década de los años 60.

Casi cuatro días tardó la travesía, que se consolidó con el descenso del módulo lunar Águila a la superficie lunar, lo cual también tomó casi un día entero. Armstrong bajó con Aldrin, mientras que Collins se quedó en la nave orbitando la Luna a la espera del momento de regresar a la Tierra.

El Mar de la Tranquilidad fue el lugar elegido para posarse, en un proceso de alunizaje de dos horas y media. Desde ese momento pasaron casi siete horas más antes de que Armstrong pusiera su pie izquierdo en la Luna y pronunciara su famosa frase:

“Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”

Esto sucedió escasamente a una hora de terminar el día 20 de julio, jornada que terminó después de que Aldrin se le uniera y comenzaran a hacer los tres experimentos programados.

Hacia las 23:41 horas del 20 de julio de 1969, los astronautas tomaron la bandera de Estados Unidos y la plantaron sobre la superficie lunar.

Así revive la Nasa el emocionante momento: