El estado de salud del reconocido presentador, indicó O Globo, comenzó a empeorar el 4 de enero y tuvo que ser internado de urgencias en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Vila da Serra de Belo Horizonte.

De acuerdo con el personal sanitario, el conductor de televisión no aguanto más y murió el pasado fin de semana en el centro médico producto de una infección vinculada al coronavirus, agregó el impreso.

Gusman, confesó seguidor del presidente Jair Bolsonaro, minimizó en repetidas oportunidades la gravedad de la pandemia. Incluso, se negaba a respetar las medidas de bioseguridad, como utilizar el tapabocas.

En diciembre, el presentador causó polémica debido a que en su programa refutó al alcalde de Belo Horizonte, Alexandre Kalil, sobre el cuidado que debía tener la gente durante las festividades de Navidad.

“Visitaré a mi padre y a mi madre. No voy a matarlos. Eso que dice usted [Kalil] me parece una falta de respeto. Deje a mi familia en paz. Siempre defenderé a mis padres y a mi país”, manifestó.

El Sindicato de Periodistas de Minas Gerais (Brasil), por último, emitió un comunicado de prensa este lunes solidarizándose con toda la familia del famoso presentador, que tenía 49 años de edad.

En el gigante suramericano, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins, se han registrado hasta el momento más de 8 millones de casos confirmados y cerca de 205.000 muertes relacionadas al coronavirus, siendo uno de los países del mundo más afectado con la pandemia.