En el Hospital Italiano de Buenos Aires estaba internada Silvina Luna. Fue allí donde falleció el pasado 31 de agosto tras 79 días hospitalizada. Las complicaciones en su salud, sin embargo, comenzaron mucho antes a causa de una cirugía estética que habría desencadenado hipercalcemia e insuficiencia renal, razón por la cual se encontraba en la lista de espera de un trasplante de riñón para alargar su esperanza de vida.

“Le sacaron mucho material, en glúteos, en las piernas, se había depositado también en lo que es el hueco detrás de la rodilla… había mucho material. Nosotros suponemos es metacrilato, seguramente eso será motivo de pericia, esto también se ve reflejado en algunos órganos del Silvina”, revela el abogado Fernando Burlando frente a distintos medios de comunicación. La sustancia a la que se refiere Burlando es lo el médico Aníbal Lotocki inyectó en los glúteos de la expresentadora de Fox Sports en el año 2011.

(Vea también: Revelan el último pedido de la actriz Silvina Luna antes de morir)

Aunque polimetilmetacrilato se usa para prótesis óseas y dentales, el plástico suministrado de forma líquida puede tener distintas reacciones corpóreas que pueden llegar a afectar la salud gravemente. La formación de nódulos, el rechazo y la migración del compuesto, sumándole que no es un producto degradable, son algunas de las consecuencias que pueden desencadenar su uso. Además, un estudio realizado por Clinical case in Mineral and Bone Metabolism de Argentina, reveló en el 2015 que los granulomas que producen la sustancia eleva los niveles de calcio produciendo afectaciones en el riñón. Tal como le sucedió a Luna.

El médico a cargo de la intervención estética fue condenado en Argentina el año pasado febrero del 2022 a cuatro años de prisión y cinco de inhabilitación para ejercer su profesión por ocasionar “lesiones graves” pero la sentencia fue apelada. Cabe recordar que los biopolímeros fueron prohibidos en Colombia.

(Lea también: La Kalle lanza su reality “ReTóxicos”, un formato divertido y extremo)

Silvina Luna no es fue la única afectada por algún procedimiento realizado por Aníbal Lotocki. De hecho, a principios de agosto otra figura pública falleció. Mariano Caprarola desarrolló una insuficiencia renal que lo llevó a la muerte el 17 de agosto.

(Vea también: “Me quedan 15 [años]”: recordado periodista deportivo argentino confesó que tiene párkinson)

Las diálisis se le realizaban tres veces por semana y, aunque ella siempre era muy optimista sobre su diagnóstico, aceptaba que padecer dichas enfermedades se tornaba tedioso de vez en cuando. “A veces me canso, me duele todo, no se me pasa más… Esto es día a día con base en como me siento organizo el día. Mándenme buena energía y de esta salimos”. Escribió en una publicación en Instagram hace unos meses.

Lee todas las noticias de mundo hoy aquí.