Este secuestro masivo se produce dos meses después de que grupos criminales secuestraran a 344 adolescentes de un internado en el vecino estado de Katsina. Tras negociar con las autoridades, los estudiantes fueron liberados una semana después.

“Los bandidos entraron anoche en el colegio gubernamental de Kagara y secuestraron a cientos de estudiantes y a sus profesores”, dijo un responsable local a AFP, que pidió el anonimato.

Los hombres armados, “muy numerosos”, vestidos con uniformes militares, se llevaron a los estudiantes al bosque, según esta fuente.

“Uno de los empleados y algunos de los estudiantes lograron escapar. El personal confirmó que un estudiante había muerto de un disparo” durante el ataque, añadió el funcionario.

Este centro de enseñanza secundaria tiene aproximadamente 1.000 alumnos, pero por el momento se desconoce el número exacto de adolescentes secuestrados.

“Se está realizando un recuento para establecer el número exacto de estudiantes secuestrados. Esperamos que todos los que han huido de la escuela vuelvan para el recuento”, dijo una fuente de seguridad.

Tropas militares con apoyo aéreo están buscando a los secuestradores y a los rehenes para una posible operación de rescate, dijo la fuente.

Desde hace casi una década, el noroeste y el centro de Nigeria están asolados por la violencia de los grupos criminales conocidos localmente como “bandidos”, que multiplican los secuestros para pedir rescate y el robo de ganado.

Estas bandas criminales están impulsadas por la codicia, pero algunas tienen fuertes vínculos con grupos yihadistas presentes en el noreste.