Rinat Maksiútov, director del Vector, de igual manera, aseguró en RIA Novosti que el centro investigativo está actualmente trabajando en diferentes tratamientos de última generación para combatir la enfermedad respiratoria.

A pesar de que han obtenido resultados bastante positivos en las primeras pruebas, el funcionario enfatizó en este mismo medio que el objetivo principal del Vector es poder crear una vacuna segura para las personas, no importa cuánto tiempo se tarden desarrollándola.

“Lo fundamental es proporcionar una efectiva protección contra la enfermedad a quienes serán vacunados y eso es lo más complicado de conseguir”, concluyó el director del centro investigativo en la agencia de noticias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, indicó que cerca de 133 vacunas contra el COVID-19 han sido registradas en los últimos meses, de las cuales 17 están siendo actualmente probados en humanos.

De acuerdo con el último informe de la Universidad Johns Hopkins, en el mundo se reportan hasta el momento 509.779 muertes asociadas al COVID-19 y más de 10 millones de casos de contagio confirmados, siendo Estados Unidos y Brasil los países más afectados con la pandemia.