Nicolás Maduro, envió un cuatro -una pequeña guitarra típica-, al cantante de rock Roger Waters en agradecimiento a su postura crítica frente a las sanciones de Estados Unidos.

Al describirlo como “una celebridad del rock mundial”, Maduro alabó al músico británico por su “postura de comprensión, solidaridad y apoyo al pueblo de Venezuela frente al bloqueo imperialista estadounidense”.

El presidente, bajo cuya gestión el país con las mayores reservas de petróleo del mundo cayó en la peor crisis de su historia reciente, atribuye el debacle a una “guerra económica” promovida por Estados Unidos para derrocarlo.

“En agradecimiento, en nombre de todo el pueblo de Venezuela, le mandé un cuatro, el cuatro cruzó el Atlántico y llegó a sus manos”, remarcó Maduro en medio de aplausos de varios de sus colaboradores.

Waters, por su parte, grabó un corto video en el que dijo sentirse “profundamente” conmovido por el obsequio.

“Continuaremos haciendo todo lo que podemos para apoyar la lucha del pueblo de Venezuela contra los esfuerzos del imperio para destruirlo (…) estamos con usted y seguiremos con usted”, expresó.

El músico británico de 75 años ha respaldado al gobierno de Maduro, tildado de dictador por Washington y la oposición venezolana por reelegirse en mayo de 2018 en comicios cuya legitimidad cuestionan.

En febrero, Waters criticó un concierto organizado por su compatriota Richard Branson en Cúcuta, en la frontera con Venezuela, para recaudar fondos en ayuda humanitaria para ese país, tachándolo de “truco”.

Venezuela afronta una escalada inflacionaria que podría cerrar en 10.000.000% al término de 2019, según el FMI, combinada con escasez de medicamentos y bienes esenciales, lo que ha forzado un éxodo de más de 3 millones de venezolanos desde 2015.