La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de Argentina confirmó este fallo el pasado lunes y se convierte en un hito, ya que nunca se había concedido una cantidad tan elevada en materia de compensación económica, publica el diario Clarín.

De acuerdo con el relato de ese medio, la mujer, que fue identificada como M. L. y con 70 años, es una licenciada en economía y renunció a su carrera profesional para que su exesposo, identificado como D. B., sobresaliera en la suya.

“La dependencia económica de las esposas frente a sus maridos es uno de los mecanismos centrales mediante los cuales se subordina a las mujeres en la sociedad. (…) En la mayoría de las familias las mujeres todavía asumen principalmente la carga de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, aun cuando desempeñan alguna actividad externa”, dijo la jueza Victoria Famá, quien tomó la decisión , cita el rotativo argentino.

Otra razón por la cual Famá ordenó el pago de 8 millones de pesos a M. L. fue que, por su edad, atravesó problemas económicos desde que finalizó el alegato de su divorcio, en 2011. “Luego de 27 años de matrimonio el accionado la abandonó cumplidos sus 60 años, edad en la que las mujeres obtienen el beneficio jubilatorio, viéndose privada de ingresar al mercado laboral”, detalla Clarín.

La millonada fue calculada teniendo en cuenta el patrimonio de las partes y que la mujer es una profesional que renunció a su desarrollo profesional para dedicarse a las tareas del hogar y el fallo explica que la suma no hubiera sido la misma si la persona no tuviera formación académica o no hubiera abandonado su empleo para cumplir esas tareas, finaliza el diario argentino.