En la misma zona, el “Kokuka Courageous” también habría sido alcanzado por el presunto ataque, indicó la dirección noruega de asuntos marítimos en un comunicado.

La tripulación de los dos petroleros tuvo que ser evacuada después de que mandaran señales de socorro. El incidente, el segundo que implica a navíos que circulan por esta zona estratégica en pocas semanas, llega en medio de las crecientes tensiones entre Irán y Estados Unidos, que acusó a Teherán de ser responsable de un primer incidente en mayo.

Según la versión de Irán, los petroleros se vieron implicados este jueves en un “accidente” y su marina rescató a 44 personas. Por su parte la Quinta Flota estadounidense aseguró que estaba al corriente del “ataque”:

“Las fuerzas navales de Estados Unidos en la región recibieron dos señales distintas de socorro, a las 6:12, hora local, y la segunda a las 7:00”

“Los navíos de la marina estadounidense en la zona están dando asistencia”, añadió.

Tras el incidente, anunciado por un servicio de información sobre marina mercante gestionado por la Royal Navy británica, los precios del petróleo se dispararon un 4%. El barril Brent del Mar del Norte se negociaba en 61,74 dólares el barril (un 3% más).

El golfo de Omán está situado junto al estratégico estrecho de Ormuz, una vía marítima clave por donde transitan cerca de 15 millones de barriles de petróleo y cientos de millones de dólares en otras mercancías.

El 12 de mayo cuatro petroleros –dos sauditas, uno noruego y otro emiratí–resultaron dañados en unos ataques todavía inexplicados en el golfo de Omán, frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos.

Tras los incidentes del mes pasado, el consejero de Seguridad Nacional John Bolton dijo que Irán estaba seguramente detrás del ataque al petrolero pero no dio pruebas concretas. El país asiático rechazó las acusaciones, pero Arabia Saudita, su rival regional, lo sigue considerando responsable.