“Ahora debemos cumplir la promesa de Estados Unidos al confiar en Dios, unificar nuestra visión y construir nuestro futuro. Me postulo para presidente de Estados Unidos”, anunció el rapero en sus redes sociales con el lema “2020 VISION”.

No es la primera vez que Kanye West, afroamericano de 43 años y según la revista Forbes la estrella mejor pagada en 2020, especula sobre su incursión en la política, pero el aviso de este sábado es el más firme hasta la fecha.

Además, el día elegido no es casual, pues el 4 de julio es la festividad política más importante de EE. UU., que celebra la Declaración de Independencia del país.

El anuncio llega días después de que West lanzara una nueva canción, ‘Wash Us In the Blood’ (‘Lávanos en la sangre’), junto a un video en el que se ven imágenes de las recientes protestas raciales.

Por el momento el equipo del rapero y productor no ha dado más detalles sobre la noticia ni sobre los pasos que se darán para materializar una candidatura real, que tampoco ha dejado claro si será como independiente o en las filas de algún partido político.

En los últimos años West ha sido un firme defensor de las políticas y la figura de Donald Trump, a quien visitó en 2018 durante una reunión en la Casa Blanca para conversar sobre la violencia y el sistema penitenciario de Estados Unidos.

Ataviado con una gorra roja con el lema “Make America Great Again”, el célebre músico calificó entonces de héroe al presidente estadounidense y le dio las gracias por hacerle sentir “como Superman”.

Posteriormente, en 2019, repitió su objetivo de acceder a la presidencia estadounidense durante las entrevistas promocionales de su disco religioso ‘Jesus is King’, aunque situó la contienda en 2024.

Desde 2018, su esposa, la estrella de telerrealidad Kim Kardashian, ha hecho contactos en la Casa Blanca en su lucha por una reforma judicial y logró que Trump perdonara a una sexagenaria por un crimen no violento relacionado con las drogas.

Tras el anuncio de su candidatura a las presidenciales en Estados Unidos, West deberá concretar si tiene un equipo de campaña y, si en caso de alinearse con los principios políticos que ha defendido, sería un rival de Trump, cuya nominación por el Partido Republicano se da por segura.

Desde hace semanas, Trump, criticado por sus respuestas a la pandemia de coronavirus y las protestas antirracistas, se ubica detrás de su rival demócrata, Joe Biden, en las encuestas.

Entre tanto, la reacción más sonada ante el anuncio de West ha sido la del empresario Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX, quien ha indicado que “cuenta con todo su apoyo”.