Hace unos días, Gilles se antojó de un café y fue al Starbucks más cercano. Sin embargo, cuando iba a hacer su pedido, Gutiérrez le dijo que debía usar tapabocas para que pudiera atenderla, publica el diario USA Today.

La joven, que está en contra de todas las vacunas, se sintió ofendida y le tomó una foto al barista, con la intención de humillarlo en redes sociales, a pesar de que el pedido está dentro de las normas de Starbucks para evitar la propagación del coronavirus, explica el mismo medio.

Como no fue atendida, la estadounidense se explayó contra Gutiérrez en su Facebook, recuerda ese rotativo: Conozcan a lenen (sic) de Starbucks que se negó a servirme porque no estoy usando un tapabocas. La próxima vez esperaré a la policía y traeré una exención médica”, escribió junto con la fotografía del joven.

La historia se viralizó en Estados Unidos, pero no por los motivos que quería Amber Lynn Gilles, a quien se le volteó la torta y recibió miles de críticas, mientras veía como la mayoría de la gente elogiaba al barista por hacer respetar las medidas de bioseguridad en medio de la pandemia.

Por ese suceso, un extraño llamado Matt Cowan, comenzó una campaña de GoFundMe para juntar propinas y dárselas al barista. Fue tanta la acogida de esa campaña que en tiempo récord alcanzaron reunir más de 100.000 dólares (unos 364 millones de pesos), detalla USA Today.

Esa cifra, que para Lenin Gutiérrez es una fortuna, ya le fue entregada. Él agradeció y dijo que iba a utilizar el dinero para para cumplir sus sueño de ser un bailarín y poder pagar su educación, agrega el rotativo estadounidense.

Sin embargo, Amber Lynn Gilles, al darse cuenta de que su “enemigo” recibió semejante cantidad de dinero gracias a las donaciones de la gente que lo apoyó, reapareció y dijo que quiere la mitad de esos 100.000 dólares, porque fue a ella a quien la discriminaron, señala USA Today.

Gilles presentó ante varios medios de comunicación un examen pélvico de 2015, con resultados que dicen: “Probable fibroma exofítico que surge de la pared anterior del útero que mide un tamaño de 2,9 cm” y “un quiste ovárico izquierdo simple de 2,5 cm”; y una nota hecha a mano de un quiropráctico que dice que sufre de “condiciones respiratorias subyacentes que le impiden usar un tapabocas o cualquier tipo de cobertura facial”, indica ese medio.

Tengo dificultad para respirar, mareos y el latido de mi corazón se desordena. También tengo asma, y me provoca acné… Yo soy la que necesita la disculpa. He sido discriminada, soy la que está enferma”, expresó a USA Today Gilles, quien quiere la mitad de los 100.000 dólares y para ello está recaudando fondos para contratar abogados que le lleven ese proceso.